lunes, 31 de marzo de 2014

Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres



En aquel tiempo dijo Jesús a los judíos que habían creído en él: «Si os mantenéis en mi Palabra, seréis verdaderamente mis discípulos, y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres».


Evangelio según San Juan, Capítulo 8, Versículos 31 y 32.

lunes, 24 de marzo de 2014

Tetrapilón, en Afrodisias - Geyre (Turquía)




Tetrapilón, en Afrodisias - Geyre (Turquía). 

Fotografía tomada en julio de 2012.



martes, 18 de marzo de 2014

¿Pero por qué Rusia se mete en Crimea?


En el periodo comprendido entre marzo de 1985, cuando Mijaíl Gorbachov se convierte en el máximo dirigente de la Unión de Republicas Socialistas Soviéticas, y diciembre de 1991, cuando se produce la disolución de la URSS, además de desarrollarse las muy conocidas glasnost y perestroika, en el país tuvieron lugar una serie de cambios traumáticos cuya consideración quizá ayude a entender un poco mejor lo que en las últimas semanas está ocurriendo en el este de Europa, en concreto en Crimea.
 
Cuando en 1985 Gorbachov llegó al poder, la URSS, heredera y continuadora del antiguo Imperio Ruso hundido en 1917, se había convertido en una nación homogénea, en la que la lengua y la cultura rusas actuaban como elementos unificadores de una sociedad de aparente éxito, que rivalizaba con los Estados Unidos por la supremacía mundial. Así, aun cuando el estado estaba formalmente articulado como una república federativa, las quince repúblicas federadas que conformaban el país no eran más que divisiones territoriales de naturaleza administrativa.
 
Como consecuencia de esto, en la URSS de 1985 la población de lengua y cultura rusa era preponderante y hegemónica, y, además de ser absolutamente mayoritaria en Rusia (por otra parte la principal de las repúblicas federadas), estaba distribuida desde hacía décadas por todo el espacio soviético, con comunidades especialmente relevantes en Bielorrusia, Letonia, Estonia, Lituania, Moldavia, Georgia y Ucrania, pero también con una presencia muy significativa en el resto de territorios.
 
Sin embargo, en los seis años que van de  marzo de 1985 a agosto 1991,  cuando una parte de la nomenklatura intenta derrocar a Gorbachov para salvar in extremis el viejo estado soviético, además de democratizarse y abrirse al mundo, la URSS ve alterada de manera dramática su visión de sí misma y de su poso cultural ruso, se desmorona como estado, renuncia a su ambición colectiva, entra en crisis como sociedad y, en última instancia se desintegra en quince repúblicas independientes: Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Estonia, Georgia, Kazajistán, Kirguizistán, Letonia, Lituania, Moldavia, Rusia, Tayikistán, Turkmenistán, Ucrania, Uzbekistán.
 
 

lunes, 10 de marzo de 2014

Por un cambio en política de inmigración



Introducción a la cuestión

En las últimas semanas se han venido produciendo continuos incidentes en los que grupos de emigrantes subsaharianos tratan de entrar ilegalmente en España a través de las fronteras de Ceuta y de Melilla con Marruecos.

La historia en sí misma no es nueva, ya que la presión migratoria en nuestras fronteras africanas ha sido constante en las últimas décadas, y las Islas Canarias, Ceuta, Melilla, las Islas Chafarinas, y los Islotes de Tierra y Mar del archipiélago de Alhucemas han sido año tras año el escenario de incidentes similares. De hecho, algunos expertos en cuestiones migratorias especulan con que entre 20.000 y 30.000 emigrantes irregulares, que se habrían ido concentrando en Marruecos en los últimos años, estarían asentados en el Rif esperando una oportunidad para entrar ilegalmente en España y hacer así realidad su particular sueño europeo.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte estos intentos de acceder irregularmente a territorio español, en bastantes ocasiones solo como estación de paso para conseguir llegar a otros países de la Unión Europea, están presentando una serie de rasgos diferenciadores específicos y recurrentes: