sábado, 28 de febrero de 2015

39 aniversario del Estado Saharaui



Ayer se cumplieron 39 años de la proclamación de la República Árabe Saharaui Democrática, la RASD, el 27 de febrero de 1976 en la localidad de Bir Lehlu (Sáhara Occidental).

La proclamación de la RASD fue la respuesta del pueblo saharaui a la traición del gobierno español de la época, cuando el general Franco agonizaba y mientras el entonces príncipe Juan Carlos andaba más preocupado por congraciarse con norteamericanos, franceses y marroquíes para asegurar su subida al trono que por honrar la palabra dada por España al pueblo del Sáhara Occidental.

A los saharauis, que una vez fueron los habitantes de la provincia española número 53, siempre se les prometió que si algún día querían dejar de ser españoles podrían elegir libremente su futuro.

Sin embargo lo que realmente pasó es que el gobierno español vendió al Sáhara Occidental y a los saharauis a Marruecos a cambio de unas ventajas económicas para nuestro país, que nunca se materializaron del todo, y de unas prebendas para algún que otro político español, que esas sí que se concretaron...

39 años después de aquel 27 de febrero de 1976, el Sáhara Occidental continua luchando por su libertad e independencia plenas, mientras el actual gobierno de España sigue dando la espalda a sus habitantes. A pesar de ello, algunos ciudadanos españoles todavía sentimos vergüenza por lo que pasó y nos consideramos hermanos de corazón del pueblo saharaui.

Esperemos que llegue el día en el que podamos celebrar el 27 de febrero en las calles de un El Aaiún liberado...

     ¡Viva el Frente POLISARIO!

     ¡Viva el Sáhara Libre!

jueves, 26 de febrero de 2015

Aquí la más principal hazaña es obedecer...



 
Este ejercito que ves
vago al yelo y al calor,
la república mejor
y más política es
del mundo, en que nadie espere
que ser preferido pueda
por la nobleza que hereda,
sino por la que él adquiere;
porque aquí a la sangre excede
el lugar que uno se hace
y sin mirar cómo nace
se mira cómo procede.
 
Aquí la necesidad
no es infamia; y si es honrado,
pobre y desnudo un soldado
tiene mejor cualidad
que el más galán y lucido;
porque aquí a lo que sospecho
no adorna el vestido el pecho,
que el pecho adorna al vestido.
 
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás
tratando de ser lo más
y de aparentar lo menos.
Aquí la más principal
hazaña es obedecer
y el modo cómo ha de ser
es ni pedir ni rehusar.
 
Aquí, en fin, la cortesía,
el buen trato, la verdad,
la firmeza, la lealtad,
el honor, la bizarría,
el crédito, la opinión,
la constancia, la paciencia,
la humildad y la obediencia,
fama, honor y vida son
caudal de pobres soldados;
que en buena o mala fortuna
la milicia no es más que una
religión de hombres honrados.

Pedro Calderón de la Barca (1600-1681) 



De la JORNADA PRIMERA de la Comedia “Para vencer a amor, querer vencerle”

Del libro “Teatro poetico en doze Comedias nueuas, de los mejores ingenios de España: SEPTIMA PARTE” (publicado en Madrid, el año 1654)


Postdata: Descubrí este texto en octubre de 1987, en el Palacio de Polentinos, entonces sede de la Academia de Intendencia, en Ávila (España). Y de nuevo el poema apareció en mi vida 27 años después, en febrero de 2010, en las paredes de un viejo cuartel español en Tifariti (Sáhara Occidental).


viernes, 13 de febrero de 2015

Praia das Catedrais, en Galicia (España)



Playa de las Catedrales (en gallego, Praia das Catedrais). Ribadeo, provincia de Lugo, en Galicia (España).

Fotografía tomada en agosto de 2014.